Si cerráis la puerta a todos los errores, también la verdad se quedará fuera.
Tagore, Rabindranath   

Oliva, sábado 12 de octubre de 2.002

Contenido

  1. De los errores.
  2. Publicidad: Los mejores libros al mejor precio.
  3. Las frases más enviadas de septiembre.
  4. Publicidad: Personaliza tu móvil Nokia.
  5. Frases hechas: origen y significado.
  6. Jorge Luis Borges.
  7. Sitio del mes: Mahatma Gandhi.
  8. La frase del día en tu buzón de correo.
  9. Errare humanum est. (Por José Miguel Corbí)
1. De los errores.

Cometer errores es, sin duda alguna, una de las acciones más habituales del ser humano. Tan raro es no cometer alguno como no repetirlo alguna vez. "El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra", reza el proverbio.

No es malo cometer errores, es más, posiblemente aprendamos más de los errores que de los aciertos, ya que nos sirven de acicate, de advertencia, para estar más atentos, para ser más responsables, etc... según el caso y el tipo de error. Los errores indican acción: "Si no te equivocas de vez en cuando, es que no lo intentas", dijo Woody Allen. El que no hace nada nunca yerra.

Lo importante de los errores es que nos han de servir para mejorar, para sacar de ellos una experiencia positiva. Coincido totalmente con Don Santiago Ramón y Cajal: "Lo peor no es cometer un error, sino tratar de justificarlo, en vez de aprovecharlo como aviso providencial de nuestra ligereza o ignorancia." Tras un error hay que seguir adelante, sin temor de cometer otro. "Algunos se equivocan por temor a equivocarse", sentenció Ephraim Lessing, dramaturgo alemán.

Lo mejor de todo esto, lo más importante y consustancial al ser humano es que nuestros errores son una clara muestra de nuestra capacidad de elegir, de nuestra libertad de criterio, de nuestro derecho a equivocarnos.

Para hacer uso de este derecho, hemos de tener claro los deberes que comporta: el de rectificar y el de pedir disculpas. Ya sabéis que "rectificar es de sabios".

Frases célebres

Humano es errar; pero sólo los estúpidos perseveran en el error.
Enviar frase a un amig@ Cicerón, Marco Tulio     
Tal vez sea la propia simplicidad del asunto lo que nos conduce al error.
Enviar frase a un amig@ Poe, Edgar Allan     
Si cerráis la puerta a todos los errores, también la verdad se quedará fuera.
Enviar frase a un amig@ Tagore, Rabindranath     
Lo peor no es cometer un error, sino tratar de justificarlo, en vez de aprovecharlo como aviso providencial de nuestra ligereza o ignorancia.
Enviar frase a un amig@ Ramón y Cajal, Santiago     
Un error no se convierte en verdad por el hecho de que todo el mundo crea en él.
Enviar frase a un amig@ Gandhi, Mahatma     
El error es a veces más generador de acción que la verdad.
Enviar frase a un amig@ Le Bon, Gustavo     
Un error es tanto más peligroso cuanta más cantidad de verdad contenga.
Enviar frase a un amig@ Amiel, Henry F.     
La experiencia es algo maravilloso, nos permite reconocer un error cada vez que lo volvemos a cometer.
Enviar frase a un amig@ Jones, Franklin P.     
Un fracasado es un hombre que ha cometido un error, pero que no es capaz de convertirlo en experiencia.
Enviar frase a un amig@ Hubbard, Elbert     
El hombre que ha cometido un error y no lo corrige comete otro error mayor.
Enviar frase a un amig@ Confucio     
La experiencia no tiene valor ético alguno, es simplemente el nombre que damos a nuestros errores.
Enviar frase a un amig@ Wilde, Oscar     
Cita siempre los errores propios antes de referirte a los ajenos. Así nunca parecerá que presumes.
Enviar frase a un amig@ Clarasó, Noel     
La vergüenza de confesar el primer error, hace cometer otros muchos.
Enviar frase a un amig@ La Fontaine     
Errar es humano, pero más lo es culpar de ello a otros.
Enviar frase a un amig@ Gracián, Baltasar     
Humano es errar; pero sólo los estúpidos perseveran en el error.
Enviar frase a un amig@ Cicerón, Marco Tulio     
Sólo de un modo se puede acertar; errar, de infinitos.
Enviar frase a un amig@ Feijoó y Montenegro, Fray Benito Jerónimo     
El único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada.
Enviar frase a un amig@ Goethe, Johann Wolfgang von     
Si no te equivocas de vez en cuando, es que no lo intentas.
Enviar frase a un amig@ Allen, Woody     
La libertad más difícil de conservar es la de equivocarse.
Enviar frase a un amig@ West, Morris     
Un hombre nunca debe avergonzarse por reconocer que se equivocó, que es tanto como decir que hoy es más sabio de lo que fue ayer.
Enviar frase a un amig@ Swift, Jonathan     
Cuando la gente está de acuerdo conmigo siempre siento que debo estar equivocado.
Enviar frase a un amig@ Wilde, Oscar     
Algunos se equivocan por temor a equivocarse.
Enviar frase a un amig@ Lessing, Gotthold Ephraim     

 

2. Los mejores libros al mejor precio

Círculo de Lectores

El mayor club de libros de habla hispana, que cuenta con más de un millón de familias que ya gozan de todas sus ventajas, te ofrece 3 libros a un precio increíble.

Hazte socio del Círculo de Lectores.

3. Las frases más enviadas de septiembre

Estas son las frases más enviadas durante el mes de septiembre por nuestros visitantes.

   Frases célebres

Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única.
Enviar frase a un amig@ Borges, Jorge Luis     
La amistad es más difícil y más rara que el amor. Por eso, hay que salvarla como sea.
Enviar frase a un amig@ Moravia, Alberto     
Amo como ama el amor. No conozco otra razón para amar que amarte. ¿Qué quieres que te diga además de que te amo, si lo que quiero decirte es que te amo?
Enviar frase a un amig@ Pessoa, Fernando     
Un amigo es uno que lo sabe todo de ti y a pesar de ello te quiere.
Enviar frase a un amig@ Hubbard, Elbert     
Lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo.
Enviar frase a un amig@ Proverbio árabe     
Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio: no lo digas.
Enviar frase a un amig@ Proverbio árabe     
Si usted quiere saber lo que una mujer dice realmente, mírela, no la escuche.
Enviar frase a un amig@ Wilde, Oscar     
La verdadera amistad es como la fosforescencia, resplandece mejor cuando todo se ha oscurecido.
Enviar frase a un amig@ Tagore, Rabindranath     
La amistad es un alma que habita en dos cuerpos; un corazón que habita en dos almas.
Enviar frase a un amig@ Aristóteles     
No hay disfraz que pueda largo tiempo ocultar el amor donde lo hay, ni fingirlo donde no lo hay.
Enviar frase a un amig@ La Rochefoucauld, Duque de     

 

4. Personaliza tu móvil Nokia
Hazte socio del Club Nokia y podrás descargarte, logos, melodía y juegos para tu Nokia.

Club Nokia

5. Frases hechas: origen y significado

En esta nueva sección explicaremos el origen y el significado de algunas de las frases hechas más populares del idioma español.

Buscarle tres pies al gato

Dícese, propiamente, de los que tientan las paciencia de alguno, con riesgo de irritarle. Y se aplica, impropiamente, a los que con sofismas y embustes tratan de probar lo imposible.

Buscarle tres pies al gato es dicho corrompido. El verdadero es buscar cinco pies al gato. Así lo cita Covarrubias en su Tesoro de la Lengua Castellana (obra de 1611) y lo explica:

"Buscar cinco pies al gato se dice de los que con sofisterías y embustes nos quieren hacer entender lo imposible; nació de que uno quiso probar que la cola del gato era pie"

El maestro Correas, en su Vocabulario de Refranes (obra del primer tercio del siglo XVII), anota el dicho Buscarle cinco pies al gato, y añade:

"Buscáis cinco pies al gato, y no tiene más que cuatro; no, que son cinco con el rabo".

A pesar de esto, Cervantes, en el Quijote (parte 1ª, cap. 22), usa el dicho que se emplea actualmente y escribe: "buscando tres pies al gato".

Comentando esto Rodríguez Marín en su Edición crítica del Quijote, cita el testimonio de Correas; dice que esta frase proverbial significa "buscar ocasión de pesadumbre y enojo", y añade:

"Más corriente ha sido decir cinco pies, y parece más propio: lo uno, porque hallar tres pies a quien tiene cuatro es cosa fácil y nada ocasionada a pendencias, mientras que hallarle cinco es imposible; y lo otro, porque solía añadirse: y no tiene sino cuatro, y aun esta coletilla: no, que son cinco con el rabo."

Buscar tres pies al gato aparece en la Comedia Eufrosina.

Y lo de buscar cinco pies se dijo antiguamente aludiendo no al gato, sino al carnero. En la Segunda Comedia de Celestina, de Feliciano de Silva, se lee:

"Nunca busques cinco pies al carnero, pues está averiguado que no tiene más de cuatro."


Este texto ha sido extraído del libro El porqué de los dichos, de José María Iribarren. ISBN: 84-663-0670-6. Editorial Suma de letras S.L. Edición de mayo de 2002. http://www.puntodelectura.com

6. Jorge Luis Borges

Jorge Luis Borges (1899-1986), escritor argentino cuyos desafiantes poemas y cuentos vanguardistas lo consagraron como una de las figuras prominentes de las literaturas latinoamericana y universal.

Nacido el 24 de agosto de 1899 en Buenos Aires, e hijo de un profesor, estudió en Ginebra y vivió durante una breve temporada en España relacionándose con los escritores ultraístas (véase Ultraísmo). en 1921 regresó a Argentina, donde participó en la fundación de varias publicaciones literarias y filosóficas, como Prisma (1921-1922), Proa (1922-1926) y Martín Fierro, en las que publicó esporádicamente; escribió poesía lírica centrada en temas históricos de su país, que quedó recopilada en volúmenes como Fervor de Buenos Aires (1923), Luna de enfrente (1925) y Cuaderno San Martín (1929). De esta época datan sus relaciones con Ricardo Güiraldes, Macedonio Fernández, Alfonso Reyes y Oliverio Girondo. En la década de 1930, a causa de una herida en la cabeza, comenzó a perder la visión, hasta quedar completamente ciego. A pesar de ello, desde 1938 a 1947 trabajó en la Biblioteca Nacional de Buenos Aires y, más tarde, llegó a convertirse en su director (1955-1973). Conoció a Adolfo Bioy Casares y publicó con él Antología de la literatura fantástica (1940). A partir de 1955 fue profesor de Literatura inglesa en la Universidad de Buenos Aires. Durante esos años, fue abandonando la poesía en favor del cuento, género literario que recreó y por el que ha pasado a la historia. Sin embargo, se inició en la literatura con ensayos filosóficos y literarios, algunos de los cuales se encuentran reunidos en Inquisiciones (1925). Historia universal de la infamia (1935) es una colección de cuentos basados en criminales reales. En 1955 fue nombrado académico de su país y hacia 1960 su obra era valorada universalmente como una de las más originales de la literatura hispanoamericana. A partir de entonces se sucedieron los premios y los reconocimientos. En 1961 compartió el Premio Formentor con Samuel Beckett, y en 1980 el Cervantes con Gerardo Diego. Murió en Ginebra, el 14 de junio de 1986. Sus posturas políticas evolucionaron desde el izquierdismo juvenil al nacionalismo y después a un liberalismo escéptico, desde el que se opuso al fascismo y al peronismo. Fue censurado por permanecer en Argentina durante las dictaduras militares de la década de 1970, aunque jamás apoyó a la Junta militar. Con la restauración democrática en 1983 se volvió más escéptico.

A lo largo de toda su producción, Borges creó un mundo fantástico, metafísico y totalmente subjetivo. Su obra, exigente con el lector y de no fácil comprensión, debido a la simbología personal del autor, ha despertado la admiración de numerosos escritores y críticos literarios de todo el mundo. Describiendo su producción literaria, el propio autor escribió: "No soy ni un pensador ni un moralista, sino sencillamente un hombre de letras que refleja en sus escritos su propia confusión y el respetado sistema de confusiones que llamamos filosofía, en forma de literatura". Ficciones (1944) está considerado como un hito en el relato corto y un ejemplo perfecto de la obra borgiana. Los cuentos son en realidad una suerte de ensayo literario con un solo tema en el que el autor fantasea desde la subjetividad sobre temas, autores u obras; se trata, pues, de una ficción presentada con la forma del cuento en el que las palabras son importantísimas por la falsificación (ficción) con que Borges trata los hechos reales. Cada uno de los cuentos de Ficciones es, a decir de la crítica, una joya, una diminuta obra maestra. Además, sucede que el libro presenta una estructura lineal que hace pensar al lector que el conjunto de los cuentos conducirán a un final con sentido, cuando en realidad llevan a la nada absoluta. Otros libros importantes del mismo género son El Aleph (1949) y El hacedor (1960). Borges fue un devorador de conocimientos y estudió con detenimiento y profundidad la obra de un gran número de escritores y pensadores, especialmente los de lengua inglesa y los españoles del siglo de oro; entre los primeros se encuentran Chesterton, Joseph Conrad, Robert Louis Stevenson, Rudyard Kipling, Thomas de Quincey, y entre los segundos, Francisco de Quevedo y Miguel de Cervantes, especialmente su Quijote. Así, de todo este rico panorama extrajo no solamente motivos e ideas, sino que incluso rehizo fragmentos apócrifos pasados por su universo literario. Y así planteó unos temas recurrentes en sus obras que arrancan de la condición humana como centro y divagan sobre el tiempo, el destino o la muerte, no de una manera lineal, sino entre serpenteantes laberintos y teniendo siempre un trasfondo filosófico.

"Jorge Luis Borges". Enciclopedia Microsoft® Encarta® en línea 2002
© 2002 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.

Poemas

He cometido el peor de los pecados

He cometido el peor de los pecados
que un hombre puede cometer. No he sido
feliz. Que los glaciares del olvido
me arrastren y me pierdan, despiadados.

Mis padres me engendraron para el juego
arriesgado y hermoso de la vida,
para la tierra, el agua, el aire, el fuego.
Los defraudé. No fui feliz. Cumplida

no fue su joven voluntad. Mi mente
se aplicó a las simétricas porfías
del arte, que entreteje naderías.

Me legaron valor. No fui valiente.
No me abandona. Siempre está a mi lado
La sombra de haber sido un desdichado.

El cómplice

Me crucifican y yo debo ser la cruz y los clavos.
Me tienden la copa y yo debo ser la cicuta.
Me engañan y yo debo ser la mentira.
Me incendian y yo debo ser el infierno.
Debo alabar y agradecer cada instante del tiempo.
Mi alimento es todas las cosas.
El peso preciso del universo, la humillación, el júbilo.
Debo justificar lo que me hiere.
Soy el poeta.

Poemas en la red

Cuentos

Los conjurados

en el centro de Europa están conspirando. El hecho data de 1291. Se trata de hombres de diversas estirpes, que profesan diversas religiones y que hablan en diversos idiomas. Han tomado la extraña resolución de ser razonables. Han resuelto olvidar sus diferencias y acentuar sus afinidades. Fueron soldados de la Confederación y después mercenarios, porque eran pobres y tenían el hábito de la guerra y no ignoraban que todas las empresas del hombre son igualmente vanas. Fueron Winkelried, que se clava en el pecho las lanzas enemigas para que sus camaradas avancen. Son un cirujano, un pastor o un procurador, pero también son Paracelso y Amiel y Jung y Paul Klee. En el centro de Europa, en las tierras altas de Europa, crece una torre de razón y de firme fe. Los cantones ahora son veintidós. El de Ginebra, el último, es una de mis patrias. Mañana será todo el planeta. Acaso lo que digo no es verdadero; ojalá sea profético.

Cuentos en la red

Frases Célebres

Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única.
Enviar frase a un amig@
Hay que tener cuidado al elegir a los enemigos porque uno termina pareciéndose a ellos
Enviar frase a un amig@
He sospechado alguna vez que la única cosa sin misterio es la felicidad, porque se justifica por sí sola.
Enviar frase a un amig@
La Biblioteca es una esfera cuyo centro cabal es cualquier hexágono, cuya circunferencia es inaccesible.
Enviar frase a un amig@
He cometido el peor pecado que uno puede cometer. No he sido feliz.
Enviar frase a un amig@
La belleza es ese misterio hermoso que no descifran ni la psicología ni la retórica.
Enviar frase a un amig@
Que el cielo exista, aunque nuestro lugar sea el infierno.
Enviar frase a un amig@
La Universidad debiera insistirnos en lo antiguo y en lo ajeno. Si insiste en lo propio y lo contemporáneo, la Universidad es inútil, porque está ampliando una función que ya cumple la prensa.
Enviar frase a un amig@
La literatura no es otra cosa que un sueño dirigido.
Enviar frase a un amig@
El infierno y el paraíso me parecen desproporcionados. Los actos de los hombres no merecen tanto.
Enviar frase a un amig@
Que cada hombre construya su propia catedral. ¿Para qué vivir de obras de arte ajenas y antiguas?
Enviar frase a un amig@
Uno no es lo que es por lo que escribe, sino por lo que ha leído.
Enviar frase a un amig@
Yo siempre seré el futuro Nóbel. Debe ser una tradición escandinava.
Enviar frase a un amig@
Quizá haya enemigos de mis opiniones, pero yo mismo, si espero un rato, puedo ser también enemigo de mis opiniones.
Enviar frase a un amig@
El tema de la envidia es muy español. Los españoles siempre están pensando en la envidia. Para decir que algo es bueno dicen: "Es envidiable".
Enviar frase a un amig@
Democracia: es una superstición muy difundida, un abuso de la estadística.
Enviar frase a un amig@
La duda es uno de los nombres de la inteligencia.
Enviar frase a un amig@
Si de algo soy rico es de perplejidades y no de certezas.
Enviar frase a un amig@
Las tiranías fomentan la estupidez.
Enviar frase a un amig@
La paternidad y los espejos son abominables porque multiplican el número de los hombres.
Enviar frase a un amig@
Deporte: yo creo que habría que inventar un juego en el que nadie ganara.
Enviar frase a un amig@
Ordenar bibliotecas es ejercer de un modo silencioso el arte de la crítica.
Enviar frase a un amig@
Más frases célebres de Jorge Luis Borges

 

7. Sitio del mes: Mahatma Gandhi

De entre los sitios web sugeridos de los autores presentes en Proverbia.net destacamos:

Mahatma Gandhi por el Dr. Ángel D. Ferras Moreno

Artículo con un perfil biográfico de Gandhi, fotos y algunas de sus frases con su interpretación.

8. La frase del día en tu buzón de correo.

Suscríbete al nuevo servicio gratuito de Proverbia.net y recibirás cada día una frase célebre en tu buzón de correo

Indica tu dirección de correo:

 

9. Errare Humanum Est (Por José Miguel Corbí)

Equivocarse es humano. Esto es una verdad experimentada por todas las personas, y cada uno de nosotros tiene múltiples experiencias de ello.

Parece que cuando se dicen verdades, si se dicen en Latín quedan mejor. Los antiguos romanos nos han dejado plasmada esta verdad en unas frases redondas, como todas las suyas.

Los libros de frases están llenos de dichos de muchos autores latinos, pero entre todos hay dos que sobresalen de una manera excepcional: Cicerón y Horacio.

Cicerón, pronunció los discursos llamados Filípicas (14) contra Marco Antonio, entre los años 44 y 43 a. C., cuando se dio cuenta de que quien había tomado el relevo de César en el gobierno de Roma, Marco Antonio, no volvía a instaurar la república, que había sido el argumento para asesinar a César.

En uno de estos discursos (Filípicas, 12, 5) encontramos esta frase: Cuiusvis hominis est errare; nullius, nisi insipientis, in errore perseverare.

Quid autem non integrum est sapienti, quod restitui potest? Cuiusvis hominis est errare; nullius, nisi insipientis, in errore perseverare. Posteriores enim cogitationes, ut aiunt, sapientiores solent esse
¿Qué hay para un sabio algo que no esté intacto y que se pueda restablecer? Es propio de cualquier hombre equivocarse; pero de ninguno es propio, a no ser del necio, perseverar en el error. Según dicen, los pensamientos posteriores suelen ser más sabios todavía.

Llamó Filípicas a estos discursos por influencia de Demóstenes, el gran orador griego, que había pronunciado los discursos contra Filipo de Macedonia, padre de Alejandro Magno, cuando quería apoderarse de Atenas.

En español tenemos un dicho que puede ilustrar este aforismo latino: La ignorancia es atrevida. Todos los hombres están expuestos a equivocarse. La Biblia dice que hasta el justo peca 7 veces al día. Sin embargo sólo los necios defienden su equivocación con un atrevimiento digno del más sabio de los sabios. Los que son sabios de verdad se dan cuenta enseguida del error y quieren subsanarlo. Por lo menos se han dado cuenta de que han metido la pata y lo tendrán en cuenta para el futuro.


También Horacio tiene una frase que abunda en este sentido: Aliquando bonus dormitat Homerus.

"Et idemindignor quandoque bonus dormitat Homerus;verum operi longo fas est obrepere somnum"
Ciertamente yo mismo me indigno porque en algunas ocasiones hasta el bueno de Homero se queda traspuesto; aunque, cuando el trabajo es largo, está permitido que el sueño haga acto de presencia.

El gran poeta Homero, autor de las dos epopeyas más grandiosas de la antigüedad clásica, La Ilíada y La Odisea, podía permitirse el lujo de cometer algún error, lo cual no empaña en absoluto su grandeza. Es como si se dejara llevar por el sueño en algún momento, de forma que el verso o la narración no le saliera todo lo bien a que nos tenía acostumbrados.

En el libro XV de la Odisea, parece como que Homero pierde el espíritu épico que había mantenido hasta ese momento y se expresa de una manera más vulgar de lo que está permitido a un poeta de esas características: Menelao se muestra tan casero que manda a su camarero Etheoneo que vaya a encender la lumbre y asar el almuerzo de Telémaco, con otras vulgaridades y puerilidades indignas de la pluma de Homero. Esto fue lo que indujo a Horacio a escribir la frase en cuestión.

Dice Horacio que las personas que se dedican a escribir, sobre todo poesía, pueden tener el peligro de quedarse un poco dormidos durante su trabajo, ya que es pesado y largo, y, además, es solitario. Él se indigna, pero lo comprende.
Horacio escribe estos versos en la "Epistula ad Pisones", un conjunto de consejos de tipo literario que dirige a los hijos de Calpurnio Pisón, gran personaje de la sociedad Romana (los Pisones) También es conocida esta carta con el título de "Ars poetica", ya que los consejos que da son referentes a las artes poéticas, a las leyes que rigen la creación poética: composición, elocución, métrica. Ante todo el creador literario tiene que tener muy claro que se dedica a un oficio que exige un trabajo continuo y arduo si quiere huir de la mediocridad.

En nuestro idioma más de un refrán expresa muy bien lo que quiere decir: "Hasta el mejor escribano echa un borrón". Todas las personas tenemos la debilidad de cometer errores, hasta el más experto en su trabajo.

José Miguel Corbí Echevarrieta 
http://www.inicia.es/de/aforismos
Burgos, a 25 de septiembre de 2002

   Suscríbete a este boletín

Indica tu dirección de correo:

Visitanos en www.proverbia.net

consultas, sugerencias o dudas webmaster@proverbia.net