Aún no has entrado [entrar] [registrar]
Inicio > Sentimientos >

Enemistad

La Biblia enseña a amar a nuestros enemigos como si fueran nuestros amigos, posiblemente porque son los mismos.

Vittorio de Sica (1901-1974) Cineasta italiano.

El enemigo sólo empieza a ser temible cuando empieza a tener razón.

Jacinto Benavente (1866-1954) Dramaturgo español.

Un solo enemigo puede hacer más daño que el bien que se pueden hacer diez amigos juntos.

Jonathan Swift (1667-1745) Político y escritor irlandés.

Hay que tener cuidado al elegir a los enemigos porque uno termina pareciéndose a ellos.

Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

Cuidado con la hoguera que enciendes contra tu enemigo; no sea que te chamusques a ti mismo.

William Shakespeare (1564-1616) Escritor británico.

Si no tienes enemigos es señal que la fortuna te ha olvidado.

Thomas Fuller (1610-1661) Clérigo y escritor británico.

Nosotros mismos somos nuestro peor enemigo. Nada puede destruir a la Humanidad, excepto la Humanidad misma.

Pierre Teilhard de Chardin (1881-1955) Filósofo y teólogo francés.

Perdona a tus enemigos, pero jamás olvides su nombre.

John Fitzgerald Kennedy (1917-1963) Político estadounidense.

Los amigos se suelen considerar sinceros; los enemigos realmente lo son: por esta razón es un excelente consejo aprovechar todas sus censuras para conocernos un poco mejor a nosotros mismos, es algo similar a cuando se utiliza una amarga medicina.

Arthur Schopenhauer (1788-1860) Filósofo alemán.

¿Acaso no destruimos a nuestros enemigos cuando los hacemos amigos nuestros?

Abraham Lincoln (1808-1865) Político estadounidense.

publicidad
1 2 3 >