Aún no has entrado [entrar] [registrar]
Inicio > Aristóteles
La verdadera causa final reside en los seres inmóviles.

publicidad